Tribuna Pública

Mociones de VICO sobre la Universidad Carlos III

Fecha: 15/12/2008

Dos  mociones sobre la Universidad

El último jueves de diciembre es el día 25, Navidad, por lo que el Pleno Municipal de este mes que debería celebrarse como está acordado el último jueves del mes ha sido trasladado, con muy buen tino, al lunes 22 de diciembre.

En este pleno VICO (Vive Colmenarejo) va a presentar dos mociones relacionadas con le Universidad Carlos III, que como es bien sabido tiene un campus en Colmenarejo.

La primera moción, sobre el IBI

La primera moción es muy sencilla; se pide que la Universidad Carlos III pague el IBI correspondiente a sus instalaciones en nuestro municipio. En la moción que nos ha remitido VICO no se justifica al detalle esta petición, por lo que habrá que esperar al pleno para conocerla. 

 

 

 

MOCION PARA LA RETIRADA DE LA SUBVENCION DEL IBI A LA UNIVERSIDAD CARLOS III

El grupo municipal Vive Colmenarejo, propone a todos los grupos municipales que se retire la subvención que en forma de descuento del IBI se hace a la Universidad Carlos III.

Grupo Municipal

Vive Colmenarejo

Pedro González

Portavoz 

 

La segunda: las viviendas nunca empezadas

La segunda moción es de mayor calado, ya que se solicita que unos terrenos que se habían vendido a la Universidad Carlos III para hacer viviendas, forzosamente de tipo protegido por su localización, vuelvan al pueblo de Colmenarejo porque la Universidad Carlos III ha incumplido una claúsula del convenio firmado con el Ayuntamiento, que exigía que las obras comenzasen en 1999, cuando la realidad es que en el día de la fecha no han comenzado.

Estos terrenos están en La Carranquía (para el que no conozca el pueblo, enfrente aproximadamente del Colegio Las Veredas) y estaban calificados para construir viviendas de protección oficial, por lo que no se podía construir otro tipo diferente de vivienda, que además tenía forzosamente que ser destinada a Profesores y otro personal de la Universidad.

Es evidente que la Carlos III ha incumplido la obligación impuesta por el convenio de iniciar las obras en 1999, pero lo que no sabemos en Amigos de Colmenarejo es si ésta será suficiente razón para rescindir el convenio y para que los terrenos vuelvan al Ayuntamniento.

Nos consta en Amigos de Colmenarejo que la Universidad Carlos III presentó sugerencias al PGOU en el año 2005 solicitando el cambio de clasificación del suelo, y es también evidente que , sea por la razón que sea, estos terenos no se han desarrollado y las viviendas no se han construído.

Se ha oído también ene estos últimos meses, en concreto al Concejal Benito Elvira decir en un Consejo de Participación Ciudadana, que el Plan Parcial de la zona (el la que se incluyen los terrenos de ls Universidad Carlos III, más los destinados a una cooperaticva municipal) y que llevaba varios años bloqueado estaba a punto de desbloquearse, incluyendo al parecer notables aumentos de edificabilidad o cambios de calificación. Que nsosotros sepamos ni este este plan parcial, ni su proyecto, ni sus principales parámetros han sido sometidos nunca al Consejo Municipal correspondiente, lo cual no es nada raro en los tiempos que corren.

 

 

 

 

El grupo Municipal VIVE COLMENAREJO presenta moción para que se  inicien los trámites para la denuncia del convenio entre la Universidad Carlos III y el Ayuntamiento de Colmenarejo dado el incumplimiento de la cláusula tercera por parte de la Universidad y que se adopten las medidas legales para la posterior reversión al pueblo de Colmenarejo de los terrenos vendidos a bajo coste a la Universidad Carlos III.

El 20 de noviembre de 1997 el Ayuntamiento de Colmenarejo y la Universidad Carlos III firmaron un convenio por el que el ayuntamiento cede gratuitamente a la universidad terreno para la construcción de un campus universitario y reserva para la ampliación del mismo.

En la cláusula tercera de dicho convenio se dice textualmente:

Para facilitar los planes de implantación de la Universidad el Ayuntamiento venderá a la misma terrenos para el desarrollo de 100 viviendas unifamiliares destinadas exclusivamente a los profesores y empleados de la Universidad, situados en el Polígono de Carranquía señalada en el plano B que se adjunta a este Convenio. El precio de dichos terrenos será de ochenta y cinco millones (85.000.000 ptas.) asumiendo la entidad que construya la obligación de urbanizar dichos terrenos. Esta venta se formalizará en 1998, y la construcción de las viviendas se realizará en dos fases, la primera de las cuales comenzará en 1999.

La venta de estos terrenos muy por debajo de su precio de mercado se produce como consecuencia de la calificación de los mismos, ya que las NN SS vigentes tanto en el momento de formalizar el convenio como en la actualidad establecen que este suelo estará destinado a vivienda protegida. Por lo tanto, la Universidad Carlos III asumía la imposición de realizar vivienda protegida para profesores y empleados.

Hay que resaltar que en el caso de no haber existido esta calificación de suelo destinado a vivienda de protección, el Ayuntamiento de Colmenarejo no habría podido vender a bajo precio estos terrenos a la universidad, pues esto habría supuesto no solo un caso flagrante de especulación, sino una manifiesta irregularidad y menoscabo para la hacienda municipal.

La Constitución consagra el carácter social del uso del suelo y sentencias muy recientes han obligado a la reversión a las arcas públicas de suelos cedidos gratuitamente o a bajo coste que no se habían destinado a fines de claro interés social. Es el caso de la llamada Ciudad del Fútbol, construida en suelo cedido gratuitamente por el Ayuntamiento de Las Rozas a la Federación Española de Fútbol y que una sentencia obliga a revertir al municipio.

Entendemos, por tanto, que la legalidad de esta cláusula del convenio y la posterior venta a bajo precio se sostiene única y exclusivamente por el carácter social de las viviendas que en ese suelo se van a construir, ya que no se trata de instalaciones de la Universidad (y, por tanto de interés social) sino de meras viviendas particulares.

Han pasado once años desde la firma de este convenio y nueve años desde que, por mandato expreso del convenio, deberían haber comenzado las obras de dichas viviendas sociales. En este tiempo ha quedado bastante claro que el interés de la universidad no va por el camino de realizar viviendas sociales para las capas más necesitadas de su personal, sino vivienda libre, bien para revenderla a bajo coste o bien para venderla a precio de mercado, lo que supondría una aberración aún mayor.

El Reglamento de Bienes de las Entidades Locales establece la obligación de inventariar, entre otros, los "Bienes y Derechos Revertibles"  que en el apartado segundo del Artículo 28 se dice que son, entre otros, "los cedidos por la Corporación condicionalmente o a plazo", como es el caso del suelo que nos ocupa.

Este suelo, a precio de mercado de promotor (y teniendo en cuenta que es necesario urbanizarlo) rozaría los 12 millones de euros, es decir, dos mil millones de las antiguas pesetas. Recordemos que fue vendido a la Universidad por 85 millones de pesetas con la condición de comenzar a construir viviendas sociales en 1999. Si actualizamos el precio de venta a la situación de mercado actual, este precio habría sido hoy de unos 700 millones de las antiguas pesetas, lo que supone un sacrificio patrimonial para el pueblo de Colmenarejo de 1.300 millones de pesetas, sacrificio que solo encuentra justificación en el fin social previsto en las normas subsidiriarias, y que supondría un claro caso de malversación si, finalmente, el destino de ese suelo fuera vivienda libre o incluso vivienda cuyo coste atribuible al suelo no fuera el proporcional a estos 700 millones de pesetas. Es decir, si la universidad finalmente realiza esas viviendas sociales deberá cargar como coste del suelo el correspondiente al precio pagado en 1999, y no el actual de mercado, pues esto representaría unas plusvalías para la Universidad  a las que creemos tiene derecho el pueblo de Colmenarejo pero no ella.

Por todo lo expuesto, solicitamos que se  inicien los trámites para la denuncia del convenio entre la Universidad Carlos III y el Ayuntamiento de Colmenarejo dado el incumplimiento de la cláusula tercera por parte de la Universidad y que se adopten las medidas legales para la posterior reversión al pueblo de Colmenarejo de los terrenos vendidos a bajo coste a la Universidad Carlos III.

También solicitamos que el Sr. Secretario elabore un informe jurídico sobre esta cuestión.

 

En Colmenarejo a 4 de diciembre de 2008

 

 


 

>>>Volver a noticias

Opiniones

A por todos

Por: Justino - 22/12/2008

Que paguen todos y asi se acabo el problema, aunque entonces tambien tendrian que pagar la ONG.

Exenciones

Por: F. Serna - 19/12/2008

Me refiero a la Iglesia Católica y a las "asociaciones confesionales no católicas legalmente reconocidas" que están exentas del pago del IBI según el Real Decreto Legislativo 2/2004, Artículo 62. 1 - C

A F. Srna

Por: Carmen - 18/12/2008

¿A que organizaciones privadas que fomentan las supertición te refieres? de verdad no es critica es que no se a que te refieres, es posible que me lo expliques. Un saludo

Bonificación

Por: F. Serna - 18/12/2008

Por mi parte propondría que la bonificación para la Universidad alcanzase el máximo del 95% permitido por ley. Me resulta muy llamativo que instituciones públicas que fomentan el conocimiento tengan que pagar y que instituciones privadas que fomentan la superstición estén exentas del pago.

Muy bien

Por: Jose Angel - 16/12/2008

Me parecen muy bien estas mociones, a ver si recuperamos algo que estamos en crisis.

Ir a página: [Anterior] [1[Siguiente] 

Opinar

Nombre:

Título:

Comentario: