El Mirador

Prohibidas las corridas de toros en Cataluña

Fecha: 31/07/2010

El Parlamento de Cataluña ha aprobado una modificación legal, por la cual no se celebrarán más corridas de toros en Cataluña. Esta decisión ha generado una gran polémica en la que se han podido oír todo tipo de argumentos a favor y en contra.

En Amigos de Colmenarejo estamos satisfechos de esta decisión del parlamanto autonómico catalán, porque evitará el sufrimiento y la tortura pública de un buen número de toros, y algunos de los argumentos en contra que se han utilizado nos parecen poco fundamentados. En efecto no nos parece que nadie tenga derecho constitucional, así es como se ha expresado por algunos, a disfrutar de un espectáculo basado en la exhibición del sufrimiento y la tortura. La muerte de animales es muchas veces necesaria, pero nunca debería ser el eje central de un espectáculo público, y eso son la corridas de toros, la muerte como espectáculo, y la tortura como etapas de ese espectáculo (banderillas, picadores, muerte a espada, descabello, puntilla.....)

Se ha dicho que las corridas de toros forman parte de la cultura española, y esta afirmación es cierta, pero la cultura no sólo cambia con el tiempo, sino que en algunas cosas debe cambiar para respetar principios como evitar el sufrimiento animal innecesario. En la cultura romana estaban los combates de gladiadores, y eso ha cambiado, en la cultura española y europea en general estaba la esclavitud, y eso ha cambiado, y muchas, muchas cosas más que estaban fuertemente enraizadas en las diferentes culturas nacionales han cambiado.

Hay otro tipo de argumentos que implican juicios sobre las intenciones de los que han apoyado esta medida, y sobre su falta de actividad en otras cuestiones que afectan al sufrimiento animal. No es nuestra intención entrar ahora en ellos. La prohibición de las corridas de toros nos parece una decisión acertada en sí misma, y no dejará de serlo para nosotros por muy aviesas o incompletas que pudieran eventualmente ser las intenciones de sus defensores. Estamos seguros de que la mayoría de las decenas de millares de firmantes que apoyaron la iniciativa popular no tenían ninguna otra intención que evitar que se siga torturando y sacrificando en un espectáculo público a miles de animales.

En Amigos de Colmenarejo no nos gustan especialmente las prohibiciones, pero nuestra vida en sociedad está llena de prohibiciones que regulan aspectos de nuestra vida en común y tenemos que aceptarlas. No podemos aparcar donde queremos, ni adelantar en raya contínua, ni robar, ni defraudar a hacienda, ni cientos de cosas más, y hablando de maltrato animal nuestras leyes contemplan ya penas fuertes en algunos casos de crueldad hacia los animales. Cualquiera de nosotros puede ser castigado por maltratar a un perro, o por hacer lo que algunos desaprensivos hacen con los galgos, por lo que resultaba chocante que se pudiera torturar impunemente a unos animales, los toros, y se castigaran otros maltratos.

Respetamos profundamente a los protaurinos, a los auténticos amantes de la llamada fiesta nacional que ha generado toda una cultura que en muchos casos ha alcanzado cotas de excelencia, pero nos parece que los tiempos están cambiando, y que la crueldad con los animales cada vez tiene menos cabida en nuestra civilización, por lo que las corridas de toros se enfrentan a una oposición cada vez más numerosa, y su futuro está en peligro. Quizás deban reinventarse.

En cualquier caso lo que nunca se debe hacer es subvencionar con dinero público las corridas de toros, como hace el Ayuntamiento de Colmenarejo, que no tiene dinero para cientos de cosas necesarias,  incluso imprecindibles,pero se permite el lujo de gastar miles y miles de euros en subvencionar unas fiestas taurinas, a las que además no va casi nadie.

Por último no está de más recordar que los catalanes no han sido los primeros en prohibir las corridas de toros, lo hicieron ya los canarios hace bastantes años, y no se montó el jaleo que se ha montado ahora. ¿Será porque lo que hagan los canarios no importa, pero lo que hagan los catalanes sí porque la derecha madrileña ha encontrado una mina en ese anticatalanismo radical que se generó con el Estatuto y que tan bien han sabido aprovechar?


 

>>>Volver a noticias

Opiniones

Artículo en El País

Por: Darío Díaz - 19/08/2010

Recomiendo el artículo publicado por El País en su edición de hoy sobre toros: http://www.elpais.com/articulo/opinion/toros/argumentos/elpepiopi/20100819elpepiopi_12/Tes/

Seguimos con los toros

Por: Antonio santos - 15/08/2010

No sabía lo del cerdo ibérico y la dehesa. Será necesario controlar la población de esa variedad porcina para no destruir el habitat de tantas especies.Respecto al toro,es cierto que se trata de un animal que el hombre controla, no me atrevería a decir domestica dado su carácter. Ya en las representaciones de la cultura cretense y minóica, aparecen representaciones de humanos haciéndo "recortes" a toros bravos. Creo que los toros de las cuevas de Altamira son, en su representación, animales agresivos. De ello deduzco que tal vez sea el toro, que se lidia en nuestras plazas, el descendiente directo de aquellos animales, hoy desaparecidos en toda Europa. Si en España ha perdurado es justamente por la lidia. Reconozco que la raza ha sufrido midificaciones selectivas buscándose, a lo largo de los siglos, mayor agresividad y nobleza. Mantengo que si desaparece la corrida lo hará el toro como ha sucedido en toda Europa y su lugar, la dehesa, será ocupado por otras actividades que la hagán rentable, tal vez la caza o el cerdo ibérico.Creo que todo esto debería ser tenido en cuenta y no hacer análisis a la ligera que, como se ha demostrado en muchas ocasiones suelen producir desastres irreversibles. Saludos, Antonio

Respuestas

Por: Darío Díaz - 14/08/2010

Perdón por el retraso en contestar, pero Carnota tiene algo que anestesia los comportamientos normales y enlentece las respuestas. Antonio: me parece loable tu preocupación por la desaparición del toro de lidia y de las dehesas. Respecto al toro no te preocupes, sería suficiente proteger mediante alguna figura legal cuatro o cinco ganaderías y juntar tres o cuatro centenares de ejemplares para que con un buen plan de gestión no corriese peligro esta raza, que podría ser conservada igual que otras muchas razas y especies amenazadas. Sobre la dehesa el mayor peligro en este momento es el cerdo ibérico; la sobrexplotación de las dehesas extremeñas, salmantinas y andaluzas es tan brutal que no crecen árboles nuevos, porque los cerdos se lo comen todo incluyendo las plantas recién nacidas, haciendo que las dehesas sean ecosistemas viejos en serio riesgo. Hay que tomar medidas urgentes, pero me temo que las preocupaciones medioambientales no sean lo más urgente para nuestros políticos estatales, autonómicos o locales. Obervador lo de Canarias me parece bien, pero no deja de ser un argumento accesorio en toda esta historia. Para mí lo importante sigue siendo que no debe subsistir un espectáculo cuyo eje central y razón de ser es la tortura y muerte de un animal y en cuantos más sitios lo prohiban, o desaparezca por falta de público, mejor. Por otra parte el toro de lidia no es un animal salvaje en el sentido estricto de la palabra porque no crece libre en la naturaleza. Es una raza domesticada y criada en cautividad por el hombre, es ganado. Definirlo con animal doméstico o de compañía no me parece adecuado, pero desde luego salvaje no es. No conozco la legislación canaria en detalle y no sé si será aplicable o no. En cualquier caso gracias a los dos por vuestros comentarios.

Cuidado

Por: Antonio Santos - 03/08/2010

Si desaparece la Fiesta Nacional lo hará,también, el toro de lidia, con su bravura y nobleza características. Lo que más me preocupa es el destino de la dehesa y todas las especies que la habitan. El toro con sus cinco años de vida en libertad no es rentable de otro modo.Resulta más barato criar ,durante unos meses, alimetándolo con pienso de engorde, un ternero en un cajón. Rl xez la solución sea crear un impuesto nuevo para mantener esos ecosistemas y que no sean utilizados para otros fines peores. Se debería de pagar a lkos propietarios la expropiación de esos espacios. Creo que sería interesante analizar la situación en profundidad y con rigor

No por mucho repetir una mentira se convierte en verdad

Por: Observador - 02/08/2010

Si señores en Canarias no estan prohibidos los toros, lo que pasa es que no hay afición y por eso no ha habido nadie que protestase porque no se realicen corridas. Esta es la única forma de eliminar la fiesta de los toros, que se agoten por ellos mismos. La famosa ley a que todos se refieren es la Ley 8/1991 de 30 de abril. Y en su artículo 1. Dice "La presente Ley tiene por objeto establecer normas para la protección de los animales domésticos y, en particular, la regulación específica de los animales de compañía en el ámbito territorial de la Comunidad Autónoma de Canarias." El toro bravo es una animal salvaje criado en cautividad y, por lo tanto, queda fuera de esta normativa.

Ir a página: [Anterior] [1[Siguiente] 

Opinar

Nombre:

Título:

Comentario: